Reflejar sobre los efectos de su conducta. Chicago

Lunes, 18 Agosto   

Los investigadores nos dicen que una de las mejores prácticas para construir morales es señalar el impacto del comportamiento en la otra persona.

Esto aumenta el crecimiento moral de un niño (“Ves, le hiciste llorar”) o subraya los sentimientos de la víctima (“Ahora se siente mal”).

La idea es ayudar al niño a ponerse en el lugar de la víctima para que sea más sensible en cuanto a cómo su conducta afecta a los demás.