Establecer un orden de prioridades morales Boston

Lunes, 18 Agosto   

Los niños no aprenden de ser éticos por leer libros, sino por hacer buenos actos. Anímele a su hijo a hacer una diferencia en su mundo, y ayúdele siempre a reconocer el efecto positivo que su gesto tiene en el recipiente.

La meta para los niños es que se vuelven menos dependientes en consejos de adultos y que empiecen de tener sus propios morales.

Eso sólo puede pasar si los padres enfatizan una y otra vez la importancia de las virtudes, y sus hijos suelen practicar estos comportamientos morales.